¿Estoy atrayendo problemas?

En mi país hay un dicho muy popular: Tras cuernos, palos; y se utiliza cuando a los problemas le siguen otros.

Todos en la vida hemos tenido buenas y malas rachas, pero generalmente lo atribuimos a la suerte o al destino. Es verdad que muchas veces hay situaciones que se salen de nuestras manos pero SIEMPRE tenemos el control de como reaccionamos a éstas.

Con esto no quiero decir que la vida se te va a solucionar mágicamente. Únicamente trato de darte una nueva perspectiva para que asumas lo que venga, con la seguridad que puedes con eso y más:

Situaciones, no problemas

El subconsciente asimila más de lo que crees, por esta razón he tratado de encontrar la manera de convencerme que los problemas no existen, solo situaciones que me forjan el carácter o me enseñan en el momento exacto lo que debo aprender.

Cuando converses con alguien no le digas que tienes problemas, sino situaciones que manejar, verás cómo tu pensamiento cambia.

Desesperación

La desesperación o ansiedad no ayudan, de hecho empeoran la situación. El universo te va a dar más de lo que sientes, así que es importante que cuando te consideres mal, te des un tiempo para sentirlo al máximo e inmediatamente te empujes hacia adelante.

Negatividad

Si únicamente piensas en lo malo que puede pasar, tu mente te llevará a eso. Piensa en lo bueno, en las posibilidades infinitas y siente que mereces lo mejor.

Enfoque en los problemas

Enfócate en lo que quieres conseguir, no en lo que no quieres. Aunque parezca obvio es muy importante que te visualices en la situación que quieres estar. Si estás con alguna enfermedad siéntete sano, da gracias por tu salud y sigue al pie de la letra lo que dice tu doctor, en cambio sí nos enfocamos en la enfermedad, nuestro cuerpo nos responderá con lo que pensamos.

Zona de confort

A veces, hemos pasado tanto tiempo en problemas que se convierte en nuestra zona de confort y nuestra mente no busca que seamos felices sino que nos sintamos seguros. Por irónico que suene, estar en problemas se convierte en el modo seguro de nuestra mente. Es necesario que te reprogrames y cuestiones decisiones que antes tomabas en automático para que veas verdaderamente por qué atraes problemas.

Espero que estos consejos te sirvan para que alcances la tranquilidad. No olvides suscribirte si no lo has hecho aún para que formes parte de esta gran familia y recibas tus regalos. Déjame saber que te ha parecido este post o sobre que otros temas quieres que trate.

¡Un abrazo y buena vibra!

¿Qué opinas?