Desde malos hábitos hasta adicciones, ¿Cómo dejarlos?

No importa cuál sea el objetivo que deseas lograr; es posible mejorar tu alimentación, incrementar tu dinero o dejar el cigarrillo, si transformas ciertos comportamientos que te alejan de tus metas. Desde que somos niños, adquirimos hábitos que repetimos hasta grabarlos en el inconsciente  por lo que, las acciones que tomamos en el pasado han forjado el presente en el que vivimos; pero no importa cuán desalentadora sea la situación que estás viviendo, siempre puedes crear un nuevo futuro. Hemos escuchado a algunos expertos, que nos brindan sus consejos para tener la vida que deseamos.

1.- Identifica por qué te cuesta tanto

Los hábitos y las adicciones no se crean de un día al otro, requiere que seamos en cierta medida constantes para hacerlos imprescindibles en nuestra vida. La razón principal por la cual generamos un comportamiento repetitivo, es porque nos sentimos bien al hacerlo aunque a la larga nos cause problemas o malestar, pero nuestro cerebro entiende que si generamos una acción varias veces durante un tiempo determinado, nos hace bien, sin importar si nos perjudica; por ejemplo, si fumamos durante un año constantemente, nuestro cuerpo identifica el cigarrillo como necesario y nos da señales de peligro de supervivencia si intentamos dejarlo.

La razón por la que nos cuesta tanto modificar un mal hábito o una adicción, es porque nuestro cerebro nos hace pensar que de la costumbre es buena, inclusive vital para la supervivencia. Lastimosamente nuestra mente, no identifica los beneficios o perjuicios de nuestras acciones, únicamente trata de mantenernos dentro de nuestros hábitos tradicionales, pues el cambio es incertidumbre y por lo tanto peligro.

2.- Recuerda como vivías antes de adquirir el hábito u observa como existen personas que lo hacen.

Si deseas alejarte de una persona tóxica, recuerda tu vida antes de conocerla; si deseas abandonar el alcohol, recuerda como vivías antes de adquirir la costumbre. Eres capaz de desapegarte de lo que conscientemente sabes que te causa daño, la clave está en tomar la decisión de hacerlo. Enrique Delgadillo nos recuerda que es más fácil dar el 100% que el 99%, pues al decretar completamente que vas a dejar o cambiar de hábitos, tu cerebro poco a poco deja identificar los malos hábitos como alternativa.

Por el contrario, si tu mal hábito es ser desorganizado o no poder levantarte temprano y no recuerdas haber adquirido estas costumbres, observa como hay personas que lo hacen y que incluso lo disfrutan. Cree en ti, y date cuenta de las capacidades y las posibilidades que se te abrirán si lo haces. La clave está en hacerlo, no en intentarlo.

3.- Un día a la vez

El camino del éxito está hecho de pequeñas decisiones, no te fijes únicamente en la meta a largo plazo, toma la decisión de cambiar día a día. Sin desesperarte, recuerda que es cuestión de tiempo que te acostumbres nuevamente a tu nueva vida, con otros resultados que te acercan a los objetivos que quieres alcanzar. La decisión que tomes hoy, te llevará a donde quieras llegar mañana.

4.- Reemplaza el hábito

El truco esta en asociar las emociones a otra actividad, es mucho más sencillo remplazar un hábito que dejarlo por completo. Siempre puedes cambiar el hábito que te perjudica, por algo beneficioso para tu cuerpo o tu mente. Si deseas llamar a la persona tóxica que quieres dejar ir, intenta leer un libro o armar conversaciones en lugares que quieres conocer. Por otro lado, si quieres empezar a hacer ejercicio, asocia la actividad física con algo que disfrutes, como sociabilizar con otras personas o aprender un nuevo paso de baile.

5.- Nunca dejes de aprender

Conocernos a nosotros mismos, es la mejor herramienta para combatir cualquier problema. Conoce tus sentimientos y emociones, aprende a manejarlos hasta dominar cualquier impulso inconsciente, para no tener reacciones de las cuales puedas arrepentirte a la larga. Las adicciones limitan la libertad del ser humano, hasta hacerlo prisionero de él mismo.

Espero que estos consejos te sirvan para alejarte de los hábitos que no te funcionan. No olvides suscribirte si no lo has hecho aún para que formes parte de esta gran familia y recibas tus regalos. Déjame saber en los comentarios que te ha parecido este post o sobre que otros temas quieres que trate.

¡Un abrazo y buena vibra!

¿Qué opinas?