Cómo dejar de ser una persona tóxica

La realidad es que todos llegamos a ser una persona tóxica de una u otra manera y lastimosamente lo hacemos sin darnos cuenta. Creo firmemente que ningún ser humano es malo, simplemente hacemos lo que podemos con la información que tenemos y la mayoría de nuestras decisiones no son manejadas por nuestra parte consciente.

Es cuestión de tomarnos tiempo para hacernos un examen de consciencia, cambiar nuestras acciones y mejorar nuestro entorno empezando por nuestra persona y qué mejor que hacerlo paso a paso:

Identificar en qué circunstancias nos volvemos una persona tóxica

Generalmente hay cosas que detonan nuestra toxicidad por traumas pasados o creencias limitantes. El trabajo principal y para mí el más complicado, es determinar cuál es esa circunstancia para entender la raíz de mi comportamiento.

Esto se consigue haciendo un autoexamen cuando notamos el momento justo en el que nos portamos de manera tóxica y encontrando cual es el patrón dentro de las circunstancias.

Analizar el sentimiento que nos hace reaccionar de esa forma

Muchas veces el sentimiento que nos hace convertirnos en una persona tóxica es el miedo: a perder una persona, a sentirnos rechazados, a que alguien se demuestre superior a nosotros, etc. Es importante que identifiques a qué exactamente le temes y ahí tienes resuelto gran parte del problema.

Escribir o pensar sobre la causa que nos genera

Pongamos de ejemplo que el miedo que tienes es que tu pareja te deje, pero ¿por qué  te causa miedo si hay tantas personas en el mundo? Pues puede ser tu autoestima, dependencia financiera, la opinión de los demás entre otras razones.

Es aquí cuando te das cuenta que la causa no está en la otra persona sino en ti, y esto es bueno porque está bajo tu control. Entonces si el problema es la dependencia financiera pues asume la responsabilidad y genera tus propios ingresos.

Sanar nuestra parte tóxica

Escribir este texto es muy sencillo comparado con el trabajo interno que se debe hacer para razonar y perdonar. Mi propósito personal es ir a terapia para profundizar y sanar completamente mis miedos, pero mientras tanto medito y agradezco.

Hooponopono

Un método eficaz para sanar es el hooponopono, yo lo practico diciéndolo a mí misma y a la persona con la que tengo conflicto.

Consiste en decir: Perdón (por el daño que te causé) Lo siento (me identifico con tu dolor) Te amo (amo el ser divino que hay en ti) y Gracias (por las enseñanzas que me trajiste.

Espero que estos consejos te sirvan para mejorar como ser humano. No olvides suscribirte si no lo has hecho aún para que formes parte de esta gran familia y recibas tus regalos. Déjame saber en los comentarios que te ha parecido este post o sobre que otros temas quieres que trate.

¡Un abrazo y buena vibra!

¿Qué opinas?