Cómo manejar la incertidumbre

En las reuniones familiares, he escuchado siempre a mis padres y tíos conversar de cuan fácil y predecible era el futuro; actualmente en mi país, no sabemos qué pasará mañana. El 2020 nos ha traído tanta incertidumbre como dificultades, desde la crisis por el Covid hasta el desempleo y los problemas sociales y económicos que se agudizan a pasos agigantados. 

Es fácil hablar de feng shui, paz interior y armonía cuando todo se encuentra bien; lo complicado es hacerlo cuando las verdaderas pruebas llegan.

Debo confesar que este post y muchos otros los escribo para mí misma, como terapia para recordarme las herramientas que he recolectado a través de los años, y darme cuenta de lo fuerte que he sido y puedo llegar a ser.

Estas pautas son una mezcla de desarrollo personal, psicología y conocimiento gnóstico, que es lo que  a mí me funciona y espero que algunas también a ti:

Agradece

Siempre agradecer es el primer paso. He practicado el agradecimiento diario por alrededor de un año y cada vez lo hago más frecuentemente a lo largo del día.

Escribe 3 cosas por las que agradeces cada mañana.

Agradece profundamente la comida, siente la dicha de tener en frente con qué alimentarte.

Agradece lo bueno y lo malo, todo es aprendizaje.

Clave de sol

Hace poco tiempo aprendí este método para capturar la atención plena, pocas veces vivimos en el presente y esta es una manera fácil y efectiva de traer nuestra mente al momento. La clave de sol proviene de las iniciales de Sujeto, Objeto y Lugar.

Cuando tu mente se encuentre divagando regresa al presente y siente tu cuerpo, tus manos, tu piel, sientes calor o frío. Después toma algo que tengas cerca, siente la textura observa el color y los detalles, y finalmente observa el lugar donde te encuentras, que particularidades tiene que colores y recuerda por qué estás ahí.

Al menos 3 veces al día procura realizar esta práctica y sentirás como va cambiando tu mentalidad.

Vive el presente, la incertidumbre no existe

El pasado, el presente y el futuro solo son ilusiones tremendamente persistentes. Creo que lo dijo Einstein.

El punto es que, el futuro no existe, nos preocupamos por algo que no ha ocurrido dentro de un sinfín de posibilidades, por lo que es mejor enfocarnos en lo que podemos manejar hoy.

Qué es lo peor que puede pasar

Cuando tengo un problema siempre me pregunto, ¿Qué es lo peor que puede pasar? Y me doy cuenta que muchas veces no es tan terrible. Mi mente trata de protegerme haciéndome preocupar más de lo necesario. La incertidumbre y la ansiedad son exceso de futuro porque nuestro cerebro necesita certeza, y ésta está dada principalmente por la creencia en nuestra capacidad de resolver problemas.

La naturaleza elimina la incertidumbre

No existe remedio más efectivo para encontrar paz que acercarse a la naturaleza, abrazar un árbol o caminar en el pasto. Siente la naturaleza en todo su esplendor, eres parte de este universo, abundante por naturaleza y bendecido por derecho divino, es bueno recordarlo porque a veces se nos olvida.

Espero que estos consejos te sirvan para eliminar la incertidumbre en tu vida. No olvides suscribirte si no lo has hecho aún para que formes parte de esta gran familia y recibas tus regalos. Déjame saber en los comentarios que te ha parecido este post o sobre que otros temas quieres que trate.

¡Un abrazo y buena vibra!

1 comentario en “Cómo manejar la incertidumbre”

¿Qué opinas?