Cómo usar alfombras dentro del feng shui

Recuerdo que en mi adolescencia, mi mamá adquirió un fanatismo inexplicable por las alfombras. Mi reacción fue empezar a odiarlas. Poco a poco fui tomando más enserio la tendencia minimalista y no veía la necesidad de incorporarlas a la decoración (además de que no colaboraban con mi alergia).

En la actualidad debo admitir que no me encanta la idea de comprar alfombras, pero si encuentro oportuno colocarlas en ciertos ambientes con motivos decorativos, utilitarios y por equilibrio energético.

Decidí escribir este post, porque una de mis maestras de feng shui favoritas Montserrat Beltrán escribió recientemente sobre este tema, si deseas leer su post te dejo el enlace aquí. Y quise añadir algunas ideas que me parecen importantes para saber cuándo y cómo usar alfombras:

Analizar el lugar de la alfombra

Antes de nada observa si el lugar donde tienes planeado colocar la alfombra, es práctico y decorativo. Muchas veces se colocan alfombras de colores claros en lugares de alto tráfico, esto provoca que se ensucien con facilidad y tengan una apariencia descuidada, esto da como consecuencia un mal feng shui.

Observa cuidadosamente el lugar para que elijas el tipo correcto de alfombra.

Tamaño de la alfombra

Para esto puedes buscar en internet los tamaños adecuados de las alfombras según el ambiente en el que deseas colocarlas, lo importante es que entren adecuadamente en los ambientes. Si no tiene el tamaño adecuado preferiblemente no la uses.

Equilibrio con el ambiente

Aquí entramos al punto del feng shui propiamente dicho. Observa el lugar y analiza cual elemento falta o sobra para que puedas controlarlo mediante las alfombras. Utiliza colores y materiales adecuados para que alcances el equilibrio de los 5 elementos y la alfombra sea beneficiosa para tu entorno.

Si deseas conocer cómo saber el mapa Bagua de tu hogar, te dejo este post aquí.  Posteriormente realizaré un post sobre los ciclos de los 5 elementos.

Material de la alfombra

Este punto lo mencionó Montserrat también, pero quiero recalcar su importancia. Si tienes alergias como yo, utiliza materiales que no acumulen polvo como las vinílicas, o aspira las alfombras unas tres veces por semana.

Es importante que las alfombras sean de buena calidad ya que de lo contrario pueden destrozarse fácilmente, y que contengan materiales preferiblemente naturales según el elemento que quieras equilibrar.

Si deseas una guía más completa sobre como escoger una alfombra antes de comprarla, te dejo este post.

Espero que estos consejos te sirvan para mantener el equilibrio energético y decorativo de tu hogar. No olvides suscribirte si no lo has hecho aún para que formes parte de esta gran familia y recibas tus regalos. Además déjame saber en los comentarios que te ha parecido este post o sobre que otros temas quieres que trate.

¡Un abrazo y buena vibra!

¿Qué opinas?