Cuando NO aplicar feng shui

Dentro de este mundo, es muy común leer sobre lo importante que es aplicar el feng shui a nuestras vidas, pero casi nunca he escuchado hablar sobre cuando no hacerlo. Es necesario hablar sobre estos temas porque se tiende a pensar que el feng shui es la panacea a los problemas y que leyendo un libro seremos expertos. Algo muy lejos de la realidad.

Aunque el feng shui se puede adaptar a casi todos los entornos y sin importar el grado de conocimiento, hay situaciones en las que es preferible no intentarlo. Al menos no al 100%. Aquí te explico en qué situaciones:

  1. Cuando va en contra de tus costumbres

Para explicarme de mejor manera, pondré como ejemplo los colores. El rojo en Occidente es relacionado al amor de pareja, mientras que en Sudáfrica es el color del luto y en China es símbolo de fortuna y buena suerte.

Si el feng shui te dice que coloques colores rojos en un determinado ambiente para aumentar el amor de pareja, pero para ti significa muerte, no lo hagas. Coloca colores que se ajusten al propósito que quieres acorde a tu cultura, siempre puedes adaptar elementos y colocar curas.

  1. Cuando no estás de acuerdo con su significado

La religión y la espiritualidad, son elementos sagrados de cada persona y deben ser tratados como tal. Si sigues este blog, lo más probable es que este no sea tu caso, pero hay personas que debido a sus creencias personales, no comparten los principios energéticos del feng shui.

Aunque parezca obvio, es importante resaltar que no se debe insistir ni regalar objetos de feng shui a personas que no comparten su uso. Si desean aprenderlo pueden aplicar las partes que no interfieren con sus creencias, ya que tiene gran espectro de aplicación.

  1. Cuando no se acomoda a tu forma de vida

Este es el punto más adaptable, en gran medida es un pretexto para no realizar cambios en tu vida. Pero si ves que realmente hay aspectos del feng shui que no se adaptan a ti, pues no lo hagas.

Por ejemplo la limpieza energética con vinagre y sal en grano es muy efectiva para remover energías estancadas. Si te incomoda demasiado el olor y no consigues vinagre industrial, omite este paso. Ya encontrarás la manera de adaptarlo.

  1. Cuando no sabes acoplarlo a tus gustos

El feng shui no se aplica a rajatabla. Si te sugiere algo pero no sabes cómo adaptarlo a tus gustos, no lo apliques hasta que imagines la manera. En mi caso no me gustan ni un poco las lámparas de sal, pero utilizo otros artificios que me encantan como lucen. De la misma manera puedes hacerlo tú.

  1. Cuando no deseas aprender

Este es el único punto que no se puede adaptar. El feng shui (como otras cosas en la vida) requiere que pongas de parte y aprendas. Más allá de contratar a un experto, requiere que te conozcas y conozcas tu hogar; entiendas lo que realmente necesitas y sepas explicar para saber como aplicarlo. Si no quieres aprender, crecer y cambiar como persona, el feng shui no es para ti.

 

Espero que estos puntos te hayan ayudado a entender cuando no aplicar Feng Shui y cuando hacerlo para que te sientas feliz y próspero/a. No olvides suscribirte si no lo has hecho aún para que formes parte de esta gran familia y recibir tus regalos.

También déjame saber en los comentarios que te ha parecido este post o sobre que otros temas quieres que trate.

 

¡Un abrazo y buena vibra!

2 comentarios en “Cuando NO aplicar feng shui”

¿Qué opinas?