Emociones, salud y feng shui

El año anterior fue de mucho aprendizaje para mí porque tuve que cerrar algunos ciclos, desde terminar una relación hasta la muerte de un ser querido. Lo que no me esperaba es que la tristeza acumulada se reflejara con enfermedad en mi cuerpo. Es decir, todos sabemos que el estado emocional puede afectarnos, por ejemplo cuando estamos nerviosos temblamos o cuando nos estresamos sentimos tensión muscular.

Pero en mi caso, tenía gripes recurrentes durante 4 meses y cada vez más fuertes. Acudí a la medicina tradicional y únicamente me recetaban pastillas para la alergia y para aliviar los síntomas. Algo dentro de mí decía que había algo más, que mis gripes tenían un trasfondo que necesitaba sanar.

No sé cómo, recordé el caso de una familiar que en base a batidos se había preparado para una operación, la cual fue todo un éxito. Esto me sorprendió ya que no lleva un estilo de vida precisamente saludable. Averigüé quien la había asesorado y resulta que era un pediatra que me había revisado cuando era niña, él después de algunos años fue a estudiar en Asia y regresó con todo ese conocimiento ancestral.

Me revisó y en un instante se dio cuenta que mi problema era la tristeza, una emoción que no estaba dejando ir. Únicamente con vitaminas, un batido en ayunas, pequeños ajustes en mi dieta (vegetariana desde hace 6 años) y meditación enfocada, me curé completamente.

Quise hablarte sobre esto pero no me atrevía ya que no soy doctora ni nutricionista y quería tener un respaldo científico que corrobore mi experiencia, que para mí fue reveladora. Y fue justamente hoy que escuché la entrevista de Marco Antonio Regil a la Dra. Carly Cabeza y el Dr. Ernesto Herger en la que explican didácticamente como los elementos del feng shui están presentes en nuestro cuerpo.

A continuación te detallo un resumen de la entrevista pero te dejo también el enlace para que la escuches completa:

La medicina en China se enfoca realmente a lo preventivo, como alimentación, actividad física y mover bloqueos energéticos, mientras que la medicina occidental es paliativa, pues se enfoca en los síntomas para aliviarlos.

La medicina china tiene 3 pilares: las emociones, la energía vital y la alimentación; y trata verdaderamente la causa, el porqué de la molestia y no únicamente el síntoma. En esta ocasión hablaremos de las emociones.

Cada órgano es clasificado dentro de un elemento; fuego, tierra, metal, agua y madera; ya que somos un pequeño universo, tenemos cada elemento dentro de nosotros.

Fuego

Su órgano es el corazón. Personas apasionadas quienes les afectan demasiado las emociones, muy eufóricas o personas que no tienen mucha empatía. Sabor amargo.

Tierra

Se enfoca en la digestión, vaso páncreas y estómago. Personas que no dejan ir las emociones y se trasmiten en estreñimiento y problemas digestivos. Las emociones que lo afectan es el sobre pensar demasiado, si no se está con la mente calmada no se digiere bien la comida. Sabor dulce.

Metal

Pulmón y el intestino grueso. Personas que no dejan ir emociones de pérdidas, tristeza y melancolía, causando enfermedades pulmonares. Sabor picante.

Agua

Vejiga y riñones, pero también muchas personas tienen problemas cardiacos porque el elemento agua está desbalanceado. La emoción que lo afecta es el miedo, mientras que cuando la emoción está balanceada se transmite en liderazgo. Sabor salado.

Madera

Vesícula e hígado. El hígado controla todo dentro del organismo. La emoción es la irritabilidad, ira y control lo que causa posteriormente depresión. Un hígado balanceado ayuda a cumplir nuestras metas. En las mujeres el hígado se desfoga en el útero y los senos, por lo que la ira también se refleja en estos órganos. Sabor ácido.

Escucha el podcast completo en este enlace

Aunque llevo tiempo aprendiendo sobre el feng shui y he leído más de 4 libros de Deepak Chopra, el experimentar en mi propio cuerpo el poder de mi energía y mis emociones me hizo despertar una parte de mí.  Quiero dejar claro que no desmerezco para nada a la medicina occidental, de hecho sigo acudiendo a ella, pero también he sentido la necesidad de conectar conmigo misma, escuchar mi cuerpo, mi mente y mi alma y sanar el verdadero origen de lo que me enferma.

La salud es un tesoro que realmente apreciamos cuando lo perdemos.

Espero que este post te haya servido para conocer algo más sobre el feng shui y tu salud. No olvides suscribirte si  no lo has hecho aún para que formes parte de esta gran familia y recibas tus regalos. Déjame saber en los comentarios que te ha parecido este post o sobre que otros temas quieres que trate.

¡Un abrazo y buena vibra!

¿Qué opinas?