La terapia del color- ¿Qué es y cómo aplicarla?

La terapia del color es una técnica aplicada para tratar desórdenes o enfermedades mediante la exposición prolongada de luz en ciertas tonalidades. Aunque en un principio puede sonar pseudo científico, el color es una ciencia amplia y compleja y que si bien es cierto no hace milagros (como movimientos new age hacen creer), influye directamente en la psicología de las personas.

Cuando estudié mi primer año de arquitectura, mi profesor nos explicaba el círculo cromático y cómo funcionan los colores dentro del diseño, algo bastante normal dentro de nuestra carrera. Pero en la siguiente clase, trató sobre la influencia del color en la psicología y como el marketing aprovecha esta condición, te cuento esto para explicar cómo la influencia del color se explica hasta en los primeros años de universidad.

¿Te has preguntado por qué los restaurantes de comida rápida tienen colores fuertes como rojos y amarillos? ¿O lugares de meditación o estudio tienen tonos pasteles azules o blancos?

Cómo siempre te recomiendo que tu elección principal, sea el color que más te guste y te inspire. Combina adecuadamente con tu personalidad y tendrás tu obra de arte, pero no está por demás entender ciertos principios para que te guíes y escojas adecuadamente tu pantone de colores.

El color no es más que la descomposición de la luz, y como seres humanos existe un espectro limitado que podemos percibir, por lo que nos centraremos en los colores del arcoíris:

Terapia con rojo

Despierta el apetito y el deseo, puedes utilizarlo si sientes debilidad, fatiga o cansancio. También es utilizado para aumentar la actividad sexual. Evita usarlo si deseas tranquilidad y descanso.

Terapia con naranja

Otorga energía pero con menos fuerza que el rojo. Tiene acciones integradoras y liberadoras, ayuda a procesar ideas, reaviva y mejora intelectualmente. Puedes utilizarlo si sientes depresión, decaimiento y miedo, también úsalo en las mañanas para eliminar la somnolencia.

Terapia con amarillo

Es el más parecido a la luz solar y es estimulante pero a la vez sereno, provoca alegría y espontaneidad. Sus usos son parecidos al del color naranja, utilízalo para aliviar tensiones y mejorar la memoria y concentración. Es útil también para potenciar las actividades deportivas.

Terapia con verde

En una palabra es equilibrio. Está relacionado directamente con la naturaleza, se usa para aceptar ideas y el cambio en general, también estimula la inteligencia y el sistema nervioso.

Terapia con azul

Se relaciona con calma y serenidad. Aporta tranquilidad y fomenta el silencio, provoca dulzura y protección aunque también la vulnerabilidad. Aporta alegría y satisfacción.

Terapia con índigo

También conocido como azul oscuro. Relacionado con el tercer ojo y se aplica en las mismas situaciones que el azul pero su efecto es mayor.

Terapia con violeta

Antiguamente era conocido como el color del espíritu. Calma los trastornos nerviosos y la excitabilidad, pero no se aconseja en periodos de depresión.

Para aplicar estos beneficios puedes bajarte aplicaciones en tu celular y escoger el color que necesitas mirar, también úsalos en tu vestimenta o en tus habitaciones en accesorios y pintando las paredes.

Espero que esta información te haya servido para aplicar todo lo maravilloso que los colores tienen para ofrecer. No olvides suscribirte si no lo has hecho aún y déjame saber en los comentarios si tienes alguna pregunta o sugieres algún otro tema que trate.

Si deseas conocer más sobre esta terapia te recomiendo este libro: Cromoterapia de Francesco Padrini y María Teresa Lucheroni

¡Un abrazo y buena vibra!

¿Qué opinas?