¿Qué es el minimalismo y cómo se aplica en la decoración?

Aunque el minimalismo surgió hace más de 50 años, es un estilo que se ha popularizado hasta la actualidad; y como toda corriente, ha ido mutando acorde a las necesidades de las personas. Pese a que inició como un estilo puramente arquitectónico, ha tenido tal impacto que se ha aplicado en la comida, vestimenta, relaciones humanas, mentalidad, música, etc. Muchas personas afirman que la felicidad está más cerca cuando las cosas son más simples… ¿Será?

¿Cómo surge?

En una época donde la arquitectura se esforzaba por llenar de adornos a todos los elementos decorativos y estructurales (estilos historicistas y eclécticos); llega Ludwing Mies Van Der Rohe, un arquitecto al que se le considera el fundador del minimalismo, rompiendo los esquemas de la época al reflejar la belleza en la esencia del diseño. La pureza, los colores naturales y blancos, demostraron la verdadera calidad de sus proyectos, pues sus espacios se mostraban sin máscaras y permitían ser admirados en su pureza.

Esta fue la frase icónica de Mies Van Der Rohe y posteriormente adoptada por todos los arquitectos que siguieron esta corriente. Los diseños universales, simples y lineales tuvieron gran aceptación hasta gozar de fama mundial.

¿Qué es?

El minimalismo es el estilo o corriente que emplea la menor cantidad de elementos posibles teniendo como base la funcionalidad en el diseño.

Se refiere a lo simple, básico y elemental. Si bien es cierto el minimalismo se basa en la pureza de la forma, se debe rescatar el valor del diseño y la funcionalidad en los elementos que hacen que esta corriente tenga calidad artística e intelectual.

¿Cómo se aplica?

Aunque existen parámetros fundamentales sobre cómo aplicar el minimalismo en diferentes áreas, es un estilo que implica flexibilidad y permite imprimir el sello personal para dar identidad al diseño.

A continuación te presento los puntos principales que a mi criterio, se deben tomar en cuenta si deseas aplicar el minimalismo.

Los colores

La base del minimalismo son los colores puros. El blanco y el crudo son los más utilizados y que se identifican con este estilo, pero esto no impide utilizar el contraste con colores vivos de tu elección como rojo o verde menta, que utilizados en elementos claves, marcan la identidad manteniendo el estilo.

El negro y el gris permiten equilibrar el espacio, por lo que es válido utilizarlos en varios elementos decorativos, muebles e inclusive paredes. Dan un toque de sobriedad y contraste cuando no se desea colores llamativos en elementos grandes.

Los materiales

Los materiales son otro elemento clave del minimalismo, la idea es destacarlos y unificarlos con el estilo de la decoración. La madera, el mármol, el cemento, el metal y materiales rústicos dan la pauta minimalista cuando son correctamente manipulados.

Los elementos

A diferencia de lo que se piensa, el minimalismo no impide los elementos decorativos, sino invita a utilizar únicamente lo necesario para que formen parte del ambiente sin excederse. Lo ideal es que la decoración sea también útil y funcional, por ejemplo envases que almacenan fruta pueden ser una pieza ideal para un centro de mesa.

La unidad

Todo lo anterior debe estar armonizado correctamente entre sí: Los colores, materiales y elementos deben conjugar correctamente para que el ambiente sea considerado minimalista y equilibrado. Esto no es complicado si se toma en cuenta que se manejan pocos elementos en cada categoría, lo que simplifica notablemente el trabajo de unificar el ambiente.

El minimalismo es un estilo que cada vez se toma más viviendas, permite ahorrar dinero y esfuerzo en la decoración, mientras que otorga un aire sobrio y sofisticado además permite hacer volar la imaginación de quien se propone utilizarlo. Por otro lado, los beneficios del minimalismo no son puramente estéticos, sino también permiten aclarar tu mente y enriquecer tu espíritu.

¿Qué opinas?

¡Suscríbete!
Y recibe gratis el Pdf: Desintoxica tu hogar en 7 días.
Tu información está a salvo con nosotros.