Qué es el desapego y cómo conseguirlo

En algunos posts he hablado sobre el desapego. Seguramente este término es familiar para ti, si has practicado meditación o has estudiado sobre desarrollo personal. El apego es creer que necesitamos alguna persona o cosa para sobrevivir; lo cierto es que hay muy pocos elementos que realmente son imprescindibles como el aire, el agua y la comida, el resto son comodidades que la vida nos ofrece.

Pero lo cierto es, que nuestro cerebro interpreta a lo que estamos acostumbrados como algo necesario. Por ejemplo, necesito dinero o mi trabajo para vivir, si me deja esta persona me muero, esta persona falleció, ya no tengo motivo para vivir. Todo esto es dicho desde el apego.

Quiero recalcar que de ninguna manera minimizo una separación, ruptura amorosa, muerte de un ser querido, o situaciones económicas complicadas. He vivido todo lo anterior y por supuesto que no es sencillo aunque algunas personas lo sobrelleven mejor que otras.

La idea es superar estas situaciones dándonos cuenta que por más dolorosas que sean, podemos superarlas mediante el trabajo de nuestra autoestima y sin duda nos dejarán valiosas lecciones que nos harán mejores personas.

El desapego por ti y para ti

El desapego es un acto de amor propio, es un regalo para ti. Mientras más lo practiques te darás cuenta que te otorga libertad y sanación interior. Al realizar tu meditación o repetir tu mantra recuerda que es algo que nadie te puede quitar, por lo tanto vale la pena.

Para esto puedes practicar la meditación del hooponopono; y una vez a la semana, deshacerte de cosas que ya no necesitas pero sabes que las tienes por apego. No necesariamente me refiero a algo que te regaló un ser querido, sino puede ser esa camiseta que ya no te queda pero te la quedas por si acaso.

Si deseas tips para deshacerte de cosas te dejo este post para desintoxicar tu hogar.

Eres el principal responsable de tu felicidad

Todos nosotros somos responsables de nuestra vida, pero generalmente nos gusta culpar a otros de lo que “nos pasa”, date cuenta que prácticamente todo lo que te sucede es por las decisiones que has tomado y, eres el absoluto responsable de como reaccionas a lo que te pasa.

La actividad que puedes realizar para practicar este punto es analizar cuanto has sido tu responsable de tu situación actual hasta ahora. Con esto no me refiero a darte palo, sino también felicitarte por lo poco o mucho que hayas logrado. Puedes hacer una lista de logros que la puedas revisar al final del año y situaciones tormentosas que has superado.

Vive el presente

Este momento es único en la eternidad tiempo y espacio que vivimos. Valóralo como tal.

Para vivir el presente es absolutamente necesaria la gratitud, cuando sientas que te dispersas, agradece todo lo que tienes hasta que vibres alto.

Acostúmbrate al cambio

El mundo es cambiante, acostúmbrate a eso. No te resistas al cambio, de hecho es tu amigo, mira el futuro con amor y no con miedo. Esto se logra mejorando tu autoestima hasta que te creas capaz de superar lo que la vida te ofrezca y atraer lo que te propongas.

El desapego es maravilloso

A veces vemos el desapego como una tortura que tenemos que atravesar obligatoriamente. Lo cierto es que es algo maravilloso, porque nos permite darnos cuenta de que las ataduras son mentales y que somos capaces de superar lo que creemos insuperable. Enamórate del proceso.

Espero que estos consejos te sirvan para cultivar el desapego. No olvides suscribirte si no lo has hecho aún para que formes parte de esta gran familia y recibas tus regalos. Déjame saber en los comentarios que te ha parecido este post o sobre que otros temas quieres que trate.

¡Un abrazo y buena vibra!

¿Qué opinas?