Trampas energéticas que crea tu inconsciente parte 1

Muchos mentores de los que sigo han mencionado que la mayoría de nuestros actos son decididos por nuestra parte inconsciente, por lo que gran parte de nuestra vida es manejada por una parte de nuestro cerebro que tiene información que no necesariamente nos beneficia.

El trabajo para modificar el inconsciente es constante, no basta con un par de semanas. En la mayoría de los casos nos encontramos manejados por traumas o dolores del pasado que creemos haber superado y por nuevas emociones que al no manejarlas correctamente se acumulan y afectan a nuestro futuro.

Vivir sin intención

Uno de los errores más tristes es vivir la vida en automático. He visto personas jóvenes en edad pero viejas en espíritu, no saber qué es lo que quieres es normal, forma parte de un proceso de autoconocimiento, pero no buscar en ti tu objetivo es terrible. Puede ser la razón de crisis y depresión profunda en muchas personas.

No tener determinación

Cuando sabemos que es lo que queremos nos topamos con otra barrera, debemos trabajar por eso hasta lograrlo, el trabajo puede ser duro y largo y eso nos saca de nuestro estatus quo por lo que inconscientemente podemos decidir no perseguir los objetivos.

Juzgar los acontecimientos con el inconsciente

Cuando algo pasa no es ni bueno ni malo, pero nuestro ego nos protege haciéndonos creer que el mundo gira alrededor nuestro. Lo que sucede es un hecho, ni más ni menos, pero al juzgarlo perdemos objetividad.

No tener clara la ruta

Cuando nos decidimos cambiar de forma de vida es normal no tener claro el panorama y pensar que si no tenemos escrito que es lo que debemos hacer paso a paso, es preferible no hacerlo. Esto causa estancamiento, es por esto que todo se trabaja sobre la marcha.

Buscar la solución fuera cuando el problema está dentro o viceversa

Cuando nos enfrentamos a un problema, la solución generalmente está al frente pero decidimos buscar en donde inconscientemente sabemos que no está. Si odiamos un trabajo y no tenemos razón para seguir ahí, el problema no está en nosotros, en cambio si el problema es autoestima no se soluciona buscando una pareja que nos llene un vacío que tenemos nosotros mismos.

Falsa autoestima inconsciente

Muchas veces he visto personas que creen tener una autoestima alta cuando en realidad buscan aparentar lo que no tienen. La verdadera autoestima no alardea, no se siente superior a nadie y no minimiza a las personas.

Zona de confort

Uno de los puntos más comunes es no querer salir de la zona de confort cuando sabemos que lo que queremos está fuera. Esta decisión inconsciente muchas veces explica por qué no encontramos los resultados que buscamos.

Descuidar tu autoimagen

Tu exterior debe reflejar tu interior, vivimos en un mundo físico y debemos trabajar con eso. El hecho de descuidar nuestra autoimagen nos trae conflictos en relaciones e impresiones equivocadas de quienes somos.

Te invito a que veas la segunda parte de este post aquí.

Espero que estos puntos te sirvan para darte cuenta en qué puedes mejorar energéticamente. No olvides suscribirte si no lo has hecho aún para que formes parte de esta gran familia y recibas tus regalos. Déjame saber en los comentarios que te ha parecido este post o sobre que otros temas quieres que trate.

¡Un abrazo y buena vibra!

Este post fue inspirado en una newsletter de Red Lotus de Katie Weber

¿Qué opinas?